Todo va a cambiar

Capítulo 11. La evolución de la web

"Estamos contemplando nada más y nada menos que el nacimiento de una nueva economía, una economía digital, y un nuevo medio global que va a ser el motor de cambio social, económico y de negocios más importante de todo el siglo que viene."

Lou Gerstner, CEO de IBM, 14 de junio de 1999

Internet, en muchos sentidos, funcionó como el descubrimiento de un nuevo continente: una abundancia de suelo fértil sobre el que desarrollar y lanzar innovaciones. Durante la segunda mitad de la década de los '90 y la siguiente, surgieron en Internet creaciones interesantísimas, que han ido añadiendo características y prestaciones para dar forma a la red que hoy conocemos. Repasarlas con una cierta estructura es un ejercicio que puede proporcionarnos una buena visión acerca de la evolución y características que han llevado a la web a ser lo que es hoy en día.

En 1994, Jeff Bezos creó Amazon, en su momento una librería online, hoy sin duda el mayor exponente de comercio electrónico y una de las tiendas líderes en volumen de negocio en todas las fiestas norteamericanas. En realidad, Bezos escogió comenzar por los libros por ser un producto de fácil descripción con el que poder "aprender el negocio", pero su metodología comenzó pronto a extenderse a un número cada vez mayor de categorías, desde joyas hasta muebles de jardín. Pero a pesar de convertirse en la mayor tienda en la red, la importancia de Amazon proviene de otro tema posiblemente menos conocido: la capacidad de desarrollar un sistema de recomendaciones capaz de sugerir al visitante los artículos en los que puede estar interesado. El sistema de recomendaciones de Amazon origina más de la mitad de las ventas de la página, y sería el equivalente a tener una tienda cuyo escaparate cambiase en función de los gustos expresados anteriormente por cada cliente que dirigiese su mirada hacia él. Las recomendaciones comienzan a trabajar cuando alguien entra por primera vez en Amazon: en esa primera pantalla de bienvenida, el sistema le recomienda los artículos más vendidos porque es la forma de maximizar las probabilidades de acertar, pero pasa a mejorar sus recomendaciones a partir del primer clic. Cada vez que el usuario toma una opción, hace clic en un artículo o introduce palabras para una búsqueda, la enorme base de datos de Amazon extrae una consulta en la que agrupa a las personas que en algún momento han tomado una opción similar, y recomienda los elementos más comunes a ese subconjunto. Al cabo de unos cuantos clics y visitas, la exactitud del sistema puede ser mejor que la que tendría nuestro amigo el librero de la esquina que nos conoce desde que llevamos pantalón corto, y ni siquiera ha necesitado saber nuestro nombre o que adquiriésemos producto alguno. Por supuesto, en el momento en que lo hacemos, Amazon anota nuestro nombre, dirección de envío y datos de tarjeta de crédito, y los asocia con todo el historial de navegación del ordenador, poniendo así "cara y ojos" a ese registro de su base de datos. Ese marketing de base de datos, esa capacidad de dinamizar la oferta en función de las características del usuario, ha dado origen a los denominados "sistemas de recomendación", que sin duda jugarán un papel importantísimo en la red del futuro. En una red con cada vez más opciones disponibles, todos necesitaremos agentes capaces de reducir la complejidad por nosotros en función de criterios sociales, personales, o de otros tipos.

En 1995, Pierre Omidyar desarrolla eBay, la empresa reina de las subastas en Internet, y pone de manifiesto otra propiedad fundamental de la red: la capacidad de agrupar demanda, por peregrina o residual que esta sea, y dar origen a mercados donde antes no existían. Antes de eBay, un coleccionista de, por ejemplo, dispensadores de caramelos Pez (la propia mujer del fundador, sin ir más lejos) debía pasar por un calvario importante para poder tener la oportunidad de conocer a otras personas con una afición como la suya y aspirar a intercambiar con ellos elementos de su colección. Después de eBay, ese mercado existía, era dinámico y estaba al alcance de un clic, sirviendo además todas las categorías de productos imaginables. El ideal de "la basura de una persona es el oro para otra" dio origen al mercado más grande del mundo, al que millones de personas acudían constantemente para comprar y vender cualquier tipo de artículo. Gracias a eBay pudimos comprobar el concepto del precio dinámico: progresivamente, eBay dejó de ser una galería de excentricidades que no encontraban otro lugar donde venderse, un rastrillo para vender lo que nos sobraba en el trastero o un regalo que no nos gustaba, y se convirtió en un lugar al que acudían un porcentaje cada vez mayor de comerciantes profesionales, en un mercado capaz de saturar con mucha mayor eficiencia el espacio delimitado por la curva de la oferta y la demanda: cada producto podía tener no únicamente un precio, sino varios, en función de diferentes criterios.

En 1998, dos jóvenes estudiantes doctorales de la Universidad de Stanford crean Google, y redefinen el concepto de relevancia: Google es una de esas empresas que delimitan un antes y un después, que hacen realidad el sueño de tener toda la información al alcance de la mano mediante un algoritmo de búsqueda no completamente conocido, pero que todos podemos entender partiendo de una base lógica. La empresa comienza sin una idea clara sobre su modelo de negocio, pero con la conciencia de que estaba sentada sobre algo grande: en muy poco tiempo, la práctica totalidad de los motores de búsqueda anteriores ven reducida su participación ante el crecimiento de Google. Cuando un cierto tiempo después incorpora el modelo de publicidad contextual que habían visto desarrollado en Overture, Google se convierte en una empresa de grandes ingresos y crecimiento (a pesar de tener que pagar posteriormente a Overture 2.7 millones de acciones en concepto de licencia perpetua por la tecnología en la que se habían inspirado), y empieza a funcionar como un poderoso actor en la definición de la web que conocemos hoy en día. Realmente, sería muy difícil imaginarse la web sin Google y sin el historial de desarrollos y adquisiciones que ha ido protagonizando a lo largo de los años.

Una de las grandes características de la red es su fortísima vocación democratizadora. Creaciones como la ya mencionada de Shawn Fanning en 1999, Napster, o el BitTorrent desarrollado por Bram Cohen en 2001 hicieron realidad lo que para algunos pasó a ser de manera inmediata una auténtica pesadilla: la posibilidad de que cualquier contenido pudiese obtenerse fácil y rápidamente mediante la compartición de recursos de las máquinas conectadas a la red. La posibilidad de poner un archivo cualquiera en una carpeta de tu disco duro y, de manera automática, poder compartirlo con todos los usuarios de un programa determinado alimentó el sistema de distribución más eficiente que el hombre ha diseñado en toda su historia: el P2P. Antes del P2P, era necesario tener un gran servidor y la disponibilidad de un importante caudal de ancho de banda para poder ofrecer un contenido o cualquier otro archivo en la red, algo que hoy absolutamente cualquier persona puede hacer con simplemente instalarse un programa de sencillo manejo, y que supone un importantísimo incremento de la eficiencia de la red como medio transmisor. La oposición de la industria de los contenidos al P2P supone, precisamente, la demostración palmaria de lo comentado en el capítulo anterior: una industria oponiéndose a una forma de hacer lo mismo que ellos hacían, pero con una mayor eficiencia. Lo que viene a demostrar que estas empresas vivían, precisamente, de existencia de una gran ineficiencia. Toda la lucha por la vía legal y política de los lobbies del copyright ante el P2P debe ser interpretada como la resistencia de una industria ineficiente ante el progreso de la tecnología, que permite hacer las cosas con menos fricción y resistencia.

Otro de los grandes cambios definitorios del entorno actual comenzó a fraguarse en Febrero de 2003. Pyra Labs, una pequeña start-up californiana fundada por Meg Hourihan y Evan Williams en 1999 dedicada al desarrollo de herramientas de publicación personales al alcance de cualquiera, recibe una oferta de compra procedente de Google, que acepta tras unas muy breves negociaciones. El producto principal de Pyra Labs era una herramienta de tipo Content Management System, un sistema gestor de contenidos llamado Blogger, que permitía generar un blog con enorme facilidad. Si bien los blogs, abreviatura de web log o "diario web", no se originaron con Blogger, sí sería adecuado atribuir a la adquisición de Pyra Labs por Google la popularización de los mismos: en muy pocos años, el término "blog" pasó a ser de uso común, a aparecer en los diccionarios de muchas lenguas, y a contar con millones de practicantes que, con mayor o menos periodicidad, utilizaban plataformas como Blogger, TypePad o WordPress para reflejar sus pensamientos en la web. El uso de una herramienta de este tipo hacía realidad el concepto de push-button publishing, publicación a golpe de botón: todo el mundo, independientemente de sus conocimientos de tecnología, podía publicar una página en Internet.

Una disminución tan brusca de las barreras de entrada para la publicación en Internet produjo precisamente el resultado que se podía esperar: un crecimiento brutal de la web como plataforma, y una multiplicación exponencial del número de autores en la misma. La llegada de las herramientas de publicación sencillas al alcance de cualquiera cambió la naturaleza de la red, y se convirtió en uno de los grandes detonantes de los cambios que detallaremos en los próximos capítulos.

De repente, pasábamos de una web hecha por aquellos que podían, a una que hacían todos aquellos que querían, y esa diferencia entre capacidad y voluntad marcaba una enorme diferencia. Al principio, pocos supieron reaccionar: la sensación era la de que la web se poblaba de pensamientos sin sentido, que recogían desde el día a día de personajes completamente anónimos hasta todo tipo de falacias y barbaridades que pasaban a tener, por el hecho de presentarse a través de una pantalla, un aspecto "razonable", una pretensión de autoridad. Para quienes estaban acostumbrados a recibir a través de una pantalla únicamente aquellos mensajes que habían sido previamente autorizados por una autoridad determinada, la idea de ser ellos mismos - o peor, cualquier otro - capaces de utilizar un canal similar provocaba vértigo. Igualmente, abundaban los razonamientos espaciales: la web se va a quedar pequeña, se va a saturar, no habrá espacio para tantas páginas, o peor, será imposible encontrar lo que necesitamos entre tanta basura.

Una lógica proveniente del mundo físico, pero sin ningún sentido en el mundo de la red: en realidad, la progresiva disminución del coste de almacenamiento y el incremento de la eficiencia de los soportes lleva a que el espacio disponible en la red sea, por pura ley de oferta y demanda, cada vez mayor, no menor, mientras que los motores de búsqueda se encargan de conseguir que podamos encontrar lo que buscamos entre la inmensidad de datos existentes. Casi diez años después, la idea de una web que se queda sin espacio y donde ya no se puede encontrar nada resulta completamente ridícula ante la evidencia de una web más potente que nunca, llena de información útil, donde puede encontrarse prácticamente todo, y con un valor generado absolutamente ilimitado en una amplísima multiplicidad de facetas, que van desde el ocio al negocio: todo está en la web, disponible a pocos clics de distancia, y toda una nueva generación de profesionales se plantean cómo podrían hacer su trabajo si esa web no estuviese ahí.

En 2002, Jonathan Abrams lanza Friendster, la primera red social considerada específicamente como tal. La idea era reunir en una base de datos accesible en Internet todos los contactos de una persona, de manera que pudiera recurrir a ella para mantenerlos actualizados, interactuar o enviarse mensajes de todo tipo. Durante el año siguiente, 2003, vieron la luz proyectos como Hi5, LinkedIn o MySpace, Facebook lo hizo en 2004, y la web se pobló de millones de personas que volcaban en ella sus datos, sus contactos, sus fotografías, y una parte cada vez mayor de su vida.

La dinámica, además, es saludada de manera entusiasta por la comunidad de negocios: en 2005, el gigante de la comunicación News Corp. dirigido por Rupert Murdoch adquiere MySpace, una de las redes sociales que había manifestado mayor actividad, por un total de 770 millones de dólares en metálico, transacción a la que siguen la compra de Bebo por AOL por $850 millones, y una inversión de Microsoft en Facebook, que adquiere un 1.6% de la empresa a cambio de $240 millones, lo que suponía por grosera extrapolación una valoración por encima de los quince mil millones. Vistas esas cifras, muchas voces gritan "¡burbuja!", y se plantean dónde está el valor generado por esas redes sociales en las que tantas personas se intercambian contenidos fundamentalmente frívolos, y que en casi todos los casos tienen cuentas de ingresos minúsculas derivadas de una publicidad en la que pocos visitantes llegan incluso a reparar. Además, las redes sociales estaban sujetas a patrones de evolución completamente caprichosos e impredecibles: bastaba ver el ejemplo de la red que dio origen al fenómeno, Friendster, que a pesar de haber sido creada por un norteamericano, se había convertido en una red verdaderamente importante en países como Filipinas, Indonesia, Malasia y sudeste asiático en general, hasta que terminó, en Diciembre de 2009, siendo vendida a una empresa malaya.

El caso de Orkut, red social creada por Google en 2004, resulta todavía más paradójico si cabe: el proyecto provenía del trabajo en su 20% del tiempo asignado a temas de interés personal del ingeniero turco Orkut Büyükkökten, trabajador de Google, que tomó en principio la decisión de abandonar la compañía para lanzar su red social de manera independiente. La respuesta de Google, sin embargo, fue la de ofrecerle un reajuste en su dedicación que le permitiese lanzar la compañía como subsidiaria de Google con el apoyo decidido de ésta, oferta a la que Büyükkökten respondió afirmativamente. Pero tras el lanzamiento, que tenía una lógica visión universal, las cosas empezaron a evolucionar de manera extraña: durante el primer año, predominaron los usuarios estadounidenses, como de hecho ocurría en la mayor parte de las redes sociales de la época originadas en ese país. Pero a lo largo de 2005, Orkut comenzó a sufrir una auténtica invasión pacífica de brasileños fuertemente propulsada por mecanismos virales, boca-oreja y por la influencia de la blogosfera, lo que determinó que el idioma habitual de la red pasase lentamente a ser el portugués, y la salida de muchos angloparlantes que se sentían desplazados por un predominio fortísimo de contenidos escritos en un idioma que no podían entender. En la actualidad, la mitad del tráfico de Orkut proviene de Brasil, país al que Google decidió desplazar tanto la dirección como los servidores de la empresa en Agosto de 2008, en buena prueba de que las dinámicas sociales suelen ser profundamente difíciles de contrarrestar. El otro país mayoritario en Orkut, la India, aporta en torno a un 15% de los usuarios, que comenzaron a entrar a partir de 2007. Los Estados Unidos actualmente suponen menos de un 9% del total.

Obviamente, en la serie de operaciones de adquisición y toma de participación a las que mucha gente se refirió como "la fiebre del oro de las redes sociales", había mucho más que explicar. Mientras las adquisiciones de MySpace y de Bebo eran compras completas que valoraban a cada usuario respectivamente en treinta y en veintidós dólares, una cantidad que podríamos llegar a pensar que un usuario sería susceptible de generar con su atención si hiciese clic o visualizase la publicidad apropiada o llevase a cabo determinadas transacciones, la entrada de Microsoft en el capital de Facebook tenía muy poco que ver con éstas. Analizada con los mismos parámetros, valoraba a cada usuario de Facebook por encima de los trescientos dólares, y además, no adquiría el control de la compañía, sino únicamente un 1.6%. En realidad, lo único que pretendía Microsoft era tener una posición más adecuada para negociar el contrato de publicidad que le daba la exclusividad para poner anuncios en las páginas de Facebook, un negocio que la empresa anticipaba interesante en función del número de páginas vistas que generaba, y por el que pugnaba también el ya considerado entonces mayor competidor de Microsoft: Google. En aquel momento, en términos de lo que se denomina "inventario publicitario" (número de páginas en las que poder poner anuncios), Google disponía de todas las páginas vistas que generaba la actividad de su buscador, unidas además no solo a las generadas por sus múltiples actividades adicionales, sino también a la red de páginas propiedad de terceros que gestionaba mediante AdSense (más en el capítulo dedicado a Google). Mientras, Microsoft tenía un portal y un buscador en franca decadencia, y veía cómo lo que estimaba podía ser uno de los negocios más importantes de la web se le escapaba: en la práctica, Microsoft habría pagado cualquier cantidad para evitar la entrada de Google, lo que explica en gran medida la astronómica y a todas luces irreal valoración.

El caso de Facebook es también especialmente interesante: hasta mediados de 2007, la red social creada por Mark Zuckerberg evolucionaba prácticamente igual que el resto, con crecimientos razonablemente elevados pero no destacables en su contexto, y no amenazaba el liderazgo mundial de MySpace. Sin embargo, las cosas cambian el 24 de Mayo de 2007 con la publicación de su plataforma de aplicaciones: ideada para que los desarrolladores pudieran crear aplicaciones y ponerlas a disposición de los usuarios de Facebook, su popularidad crece a gran velocidad y convoca a programadores de todo el mundo. A pesar de que obligaba a los programadores a utilizar un lenguaje propio, el FBML (Facebook Markup Language) en lugar del habitual HTML de la web, la plataforma provocó que, de la noche a la mañana, Facebook se poblase de todo tipo de aplicaciones dedicadas a los fines más variados y, porqué no decirlo, más absurdos. Había aplicaciones que servían para desafiar a tus amigos a un quiz, para enviarles mordiscos de vampiro, lanzarles bolas de nieve, darles abrazos de oso o compartir con ellos todo tipo de cuestiones sin equivalente real en el mundo virtual, como cervezas. Sin embargo, semejante proliferación de aplicaciones aparentemente sin sentido tuvieron como resultado un enorme crecimiento tanto en el número de usuarios, que pasó de unos quince millones en Mayo de 2007 a más de sesenta millones en Diciembre de ese mismo año, como en la permanencia de los mismos en la red. En Septiembre de 2009, Facebook alcanzó los trescientos millones de usuarios y entró en cash-flow positivo, destrozando infinidad de mitos sobre la insoportable levedad de los fenómenos tecnológicos.

Facebook había descubierto un axioma fundamental en las redes sociales: para provocar y favorecer el uso de una red social, había que provocar y favorecer las circunstancias que creaban contexto en esa red social. Si aislamos las relaciones sociales habituales entre las personas y las sometemos a una observación fría y desapasionada, comprobaremos que una gran mayoría de nuestros gestos sociales se basan en convenciones y acciones que, en sí, poseen un valor práctico más bien escaso: una reunión social entre amigos suele consistir en actos sociales vinculados en muchos casos a la bebida y la comida, a una sucesión de chistes más o menos imaginativos, risas, bromas, comentarios de situaciones acaecidas a unos y otros miembros del grupo y, en general, a cuestiones perfectamente prescindibles, salvo por el importante detalle de que no queremos prescindir de ellas porque hacen nuestra vida mucho más agradable. Las relaciones sociales están en gran medida construidas sobre este tipo de materiales, de manera que para que una red social cumpla su función, es importante que sirva para proporcionar contexto a estas relaciones. No es lo mismo entrar en la red social para felicitar los cumpleaños y enviar un par de mensajes, que hacerlo y que te proporcione la oportunidad de enviar mil y una cuestiones entre simpáticas y entretenidas que permiten mantener viva la relación social en ausencia de contacto físico. Después de todo, el hombre es la única especie en el planeta capaz de sublimar las relaciones sociales para que éstas se mantengan sin un contacto directo, algo que no resulta trivial y en cuya base se encuentra, precisamente, la tecnología.

El año 2004 nos trae a la web otra interesantísima dimensión todavía no completamente explorada: la aparición de la información geográfica. A finales de ese año, una Google reforzada económicamente por su muy exitosa salida a bolsa de Agosto, adquiere Keyhole, una empresa de tan solo tres años de antigüedad dedicada a la visualización de datos geoespaciales, e incorpora a su cartera de productos Google Maps y Google Earth, capaces de permitir una navegación en mapas con un interfaz de manejo espectacular. La incorporación de la información geográfica a la web coincide en el tiempo con la popularización de la tecnología de geoposicionamiento por satélite o GPS: en un año, el GPS pasa de ser un costoso instrumento cuasiprofesional, a convertirse en la estrella de las compras navideñas. La combinación de dispositivos GPS cada vez más baratos e integrados en teléfonos móviles y las herramientas de la web geográfica están posibilitando un desarrollo enorme de combinaciones, y permitiendo una dimensión aún escasamente explorada: la de un Internet sensible al espacio, en el que podamos buscar cosas, por ejemplo, en función de que estén más o menos cerca de nosotros o de nuestro barrio, otorgando unas importantísimas posibilidades de desarrollo futuro a la llamada "Internet local".

En 2006, otra adquisición de una Google convertida ya en un líder sólido introduce con una enorme fuerza uno de los contenidos que en la actualidad aparecen dotados de un mayor dinamismo: el vídeo. La empresa adquirida, YouTube, era una pequeña startup que unos amigos habían creado tan solo un año antes, tras una fiesta en casa de uno de ellos en la que varios de los asistentes llevaban cámaras de vídeo. Al día siguiente, algunos de los asistentes quisieron compartir los materiales grabados la noche anterior, y se encontraron con una patente limitación: el correo electrónico era demasiado limitado para el manejo de ficheros de vídeo. Muchas cuentas de correo limitan el tamaño de los ficheros adjuntos, y el vídeo se caracteriza precisamente por la generación de archivos voluminosos. La opción de situar los archivos en un servidor para su descarga era también compleja, o excedía al menos las habilidades y disponibilidades de una amplia mayoría de usuarios de la web. La opción ideal, además, era la de ver directamente los vídeos desde el lugar en que estuviesen almacenados, sin tener que solicitar su descarga y esperar a que se completase para empezar a verlos. Con tales premisas, crearon una página simple a la que los usuarios podían subir los vídeos, y en la que éstos eran convertidos al ya entonces prácticamente ubicuo formato Flash, que podía ser visualizado en la gran mayoría de los ordenadores en cualquiera de las plataformas habituales. La plataforma tenía, además, funciones sociales: un usuario podía definir amigos, y compartir con ellos los vídeos que fuese subiendo a la plataforma, poner nota a cada vídeo con un sistema de estrellas, y la interesante posibilidad de integrar ("embeber") los vídeos en cualquier otra página.

El éxito del sitio fue impresionante. En muy poco tiempo, millones de usuarios habían poblado YouTube con todo tipo de vídeos, que aparecían además por doquier en miles de páginas en la red, y el sitio sostenía unos ritmos espectaculares en cuanto a número de usuarios y materiales disponibles. Los usuarios, además, hacían un uso prácticamente mínimo de las funciones sociales: casi todos ellos compartían sus vídeos con toda la red, sin restricciones de ningún tipo. Los intentos de otros competidores, incluida la propia Google, de crear sitios similares no fueron capaces de rivalizar en ningún momento con las dimensiones de YouTube, que aparecía como un gigante tanto en el volumen de material que manejaba como en el ascenso de los costes de ancho de banda que debía afrontar para distribuir un número de vídeos tan elevado. Finalmente, en Noviembre de 2006, Google hizo una oferta por la compañía por valor de 1.650 millones de dólares en forma de cotizadísimas acciones de Google, que los fundadores del sitio aceptaron sin pestañear. En el período que iba desde Febrero de 2005 hasta Noviembre de 2006, algo menos de dos años, Steve Chen, Chad Hurley y Jawed Karim habían pasado de empleados de PayPal a multimillonarios. El mismo día del anuncio de la operación, los dos primeros publicaron un vídeo en el que, en pleno ataque de risa histérica, agradecían a los usuarios su contribución: lo que realmente valía dinero en YouTube no era la plataforma, relativamente sencilla en su desarrollo, sino el enorme inventario de vídeos de todo tipo con el que los usuarios la habían llenado (y continúan haciéndolo a un ritmo que supera las veinte horas de vídeo cada minuto que pasa), y que la había convertido en el mayor repositorio de vídeo jamás puesto a disposición de la Humanidad.

El éxito de YouTube resulta sumamente significativo: el desmesurado coste que representaba almacenar y servir a los visitantes la inmensa cantidad de vídeos que solicitaban la situaba muy lejos de la rentabilidad, pero alguien como Google, incapaz de competir con ella con su propia iniciativa, Google Video, llegaba, ponía 1.650 millones de dólares encima de la mesa, y convertía en ricos a sus fundadores, evocando de nuevo la archifamosa burbuja de finales de los 90 que todos los escépticos sacaban a relucir en estos casos. ¿Qué llevaba a una empresa cotizada en bolsa y con accionistas y directivos supuestamente en sus cabales a desembolsar una gran cantidad de dinero para hacerse con una página web creada hacía menos de dos años, y que perdía una barbaridad de dinero cada minuto que pasaba, cada vez que sus millones de visitantes hacían clic en uno de sus infinitos vínculos? La respuesta, contrariamente a lo que algunos pretendían, no estaba relacionada con ningun tipo de enajenación mental transitoria, sino con algo denominado "economía de la atención": YouTube representaba la primera televisión a escala planetaria, un canal que podía ser visto por personas de todo el mundo, y que a su vez contenía un infinito número de canales, administrables de todas las maneras imaginables: podía regular qué vídeos servía en que lugares, a qué usuarios, y qué contenido los rodeaba o era recomendado con ellos.

Finalmente, en Octubre de 2009, se desveló el misterio: en realidad, Google no pagaba prácticamente costes de ancho de banda por el vastísimo flujo de información generado por YouTube, sino que lo convertía en tráfico intercambiado con otros proveedores de acceso a la red a través de la enorme red de fibra que Google había ido adquiriendo a lo largo del tiempo. YouTube había llegado a un punto en el que el crecimiento, lejos de convertirse en un problema, le resultaba beneficioso. Y obviamente, había redefinido los hábitos de toda una generación, que cada vez que deseaba acceder a un contenido audiovisual, se iba directamente a esa página. Actualmente, YouTube protagoniza una auténtica redefinición de hábitos de consumo: resulta cada vez más frecuente verlo como punto central de ocio de personas de distinta composición demográfica, desde niños que buscan contenidos de entretenimiento hasta adolescentes buscando música, pasando por adultos que comparten vídeos graciosos o momentos nostálgicos de cuando eran niños. YouTube es el mayor repositorio de contenidos en vídeo del mundo, la auténtica "Biblioteca de Alejandría del vídeo", y sus posibilidades solo estánempezando a ser exploradas.

Para una empresa como Google, que se preciaba de querer "organizar la información mundial para que resulte universalmente accesible y útil", YouTube representaba el dominio de un tipo de contenido en tan franco crecimiento como el vídeo, como adquirir la mayor cadena de televisión del mundo, libre además de restricciones geográficas. El hecho de que dicha cadena de televisión no fuese todavía capaz de ganar dinero se reducía, en la mentalidad de Google, a la proyección de ese mismo adverbio de tiempo, "todavía". Un adverbio cuya importancia en la evolución tecnológica y en nuestra asimilación de la misma deberíamos seguramente tener en buena consideración: la diferencia entre los escépticos más recalcitrantes y los auténticos visionarios tecnológicos está en la interpretación de ese adverbio, en la estimación no de lo que la tecnología va a permitir, sino del cuándo va a hacerlo.

y sus posibilidades solo estánempezando a ser exploradas

1

ELF - Jan, 26 2012

y sus posibilidades solo están empezando a ser exploradas.

Post a Reply

Moderation is ON

de categorías, desde joyas hasta muebles de jardín. Pero a pesar de convertirse en la mayor

1

Leslie carolay jimenez - May, 04 2017

Me parece super interesante este tema, en primer lugar habla de la evolución de las redes sociales como jeff bezos creo la pagina web amazon la mayor empresa por internet en estos tiempos, segun las escrituras de Enrique Dans dice que primero comenzó con una idea de negocio el cual fue imformandose de los temas y fue cresiendo en su web tambien dice que comenzo con una libreria online, cada vez mas se están viendo ventas por Internet se esta convirtiendo cada vez mas en una venta mas productiva, dice que que en las redes todos necesitamos agentes capaces de reducir complejidad por nosotros en función de criterios sociales, personales o otros tipos, en mi opinión pienso que una pagina online en conjunto con las necesidades cotidianas de las personas es el conjunto perfecto.

Post a Reply

Moderation is ON

Al cabo de unos cuantos clics y visitas, la exactitud del sistema puede ser mejor que la que tendría nuestro amigo el librero de la esquina que nos c

1

Juan Carlos - May, 06 2017

Sinceramente es increíble la forma en la cual nos hacen comprar cosas que bastantes veces no sabemos que queremos y lo compramos por placer ya sea por lo bonito que nos parece, que creamos que es útil en nuestra vida, etc. Querría hacer un paréntesis y añadir que este método de venta online a través de registros que las páginas wed nos hacen en todo momento es algo genial por parte de los comerciantes pero para nuestro bolsillo a veces no tanto. Bastantes cosas compramos sin necesitarlas e incluyendome yo también he comprado cosas online por las recomendaciones. Me parece un gran libro y esta nueva opción de poder opinar online, buen trabajo.

Post a Reply

Moderation is ON

El éxito de YouTube resulta sumamente significativo:

1

Juan Carlos - May, 06 2017

Me gustaría añadir que se debe a que en el momento no había otras plataformas que permitiesen esto, pero ahora con flooxer, twitch y alguna más ya YouTube no es tan prescindible si no que ya tiene su fama online y es la más utilizada.

Post a Reply

Moderation is ON

Displaying 4 of 4 Highlights

Logotipo de Blogestudio Logotipo de Acens

Highlighter

Close Bubble

Thank you for your comment!

Your comment will be shown publicly once it is approved by site moderator.

Highlighter

Close Bubble
Sort by Newest Oldest Likes
y sus posibilidades solo están empezando a ser exploradas.
Posted Jan, 26 2012
  • ELF
    y sus posibilidades solo están empezando a ser exploradas.
    Posted Jan, 26 2012

Post a Response

Post Comment ›

Highlighter

Close BubbleCollapse Bubble

Highlighted text

y sus posibilidades solo estánempezando a ser exploradas
  • ELF
    y sus posibilidades solo están empezando a ser exploradas.
    Posted Jan, 26 2012

Post a Response

Post Comment ›

Highlighter

Close Bubble
Sort by Newest Oldest Likes
Your comment is in moderation.

    Post a Response

    Post Comment ›

    Highlighter

    Close BubbleCollapse Bubble

    Highlighted text

    https://www.todovaacambiar.com/wp-content/uploads/2010/12/Pierre-Omidyar.jpeg

      Post a Response

      Post Comment ›

      Highlighter

      Close Bubble
      Sort by Newest Oldest Likes
      Your comment is in moderation.

        Post a Response

        Post Comment ›

        Highlighter

        Close BubbleCollapse Bubble

        Highlighted text

        https://www.todovaacambiar.com/wp-content/uploads/2010/12/Pierre-Omidyar.jpeg

          Post a Response

          Post Comment ›

          Highlighter

          Close Bubble
          Sort by Newest Oldest Likes
          Leslie carolay jimenez
          Me parece super interesante este tema, en primer lugar habla de la evolución de las redes sociales como jeff bezos creo la pagina web amazon la mayor empresa por internet en estos tiempos, segun las escrituras de Enrique Dans dice que primero comenzó con una idea de negocio el cual fue imformandose de los temas y fue cresiendo en su web tambien dice que comenzo con una libreria online, cada vez mas se están viendo ventas por Internet se esta convirtiendo cada vez mas en una venta mas productiva, dice que que en las redes todos necesitamos agentes capaces de reducir complejidad por nosotros en función de criterios sociales, personales o otros tipos, en mi opinión pienso que una pagina online en conjunto con las necesidades cotidianas de las personas es el conjunto perfecto.
          Posted May, 04 2017
          • Leslie carolay jimenez
            Me parece super interesante este tema, en primer lugar habla de la evolución de las redes sociales como jeff bezos creo la pagina web amazon la mayor empresa por internet en estos tiempos, segun las escrituras de Enrique Dans dice que primero comenzó con una idea de negocio el cual fue imformandose de los temas y fue cresiendo en su web tambien dice que comenzo con una libreria online, cada vez mas se están viendo ventas por Internet se esta convirtiendo cada vez mas en una venta mas productiva, dice que que en las redes todos necesitamos agentes capaces de reducir complejidad por nosotros en función de criterios sociales, personales o otros tipos, en mi opinión pienso que una pagina online en conjunto con las necesidades cotidianas de las personas es el conjunto perfecto.
            Posted May, 04 2017

          Post a Response

          Post Comment ›

          Highlighter

          Close BubbleCollapse Bubble

          Highlighted text

          de categorías, desde joyas hasta muebles de jardín. Pero a pesar de convertirse en la mayor
          • Leslie carolay jimenez
            Me parece super interesante este tema, en primer lugar habla de la evolución de las redes sociales como jeff bezos creo la pagina web amazon la mayor empresa por internet en estos tiempos, segun las escrituras de Enrique Dans dice que primero comenzó con una idea de negocio el cual fue imformandose de los temas y fue cresiendo en su web tambien dice que comenzo con una libreria online, cada vez mas se están viendo ventas por Internet se esta convirtiendo cada vez mas en una venta mas productiva, dice que que en las redes todos necesitamos agentes capaces de reducir complejidad por nosotros en función de criterios sociales, personales o otros tipos, en mi opinión pienso que una pagina online en conjunto con las necesidades cotidianas de las personas es el conjunto perfecto.
            Posted May, 04 2017

          Post a Response

          Post Comment ›

          Highlighter

          Close Bubble
          Sort by Newest Oldest Likes
          Your comment is in moderation.

            Post a Response

            Post Comment ›

            Highlighter

            Close BubbleCollapse Bubble

            Highlighted text

            de categorías, desde joyas hasta muebles de jardín. Pero a pesar de convertirse en la mayor

              Post a Response

              Post Comment ›

              Highlighter

              Close Bubble
              Sort by Newest Oldest Likes
              Juan Carlos
              Sinceramente es increíble la forma en la cual nos hacen comprar cosas que bastantes veces no sabemos que queremos y lo compramos por placer ya sea por lo bonito que nos parece, que creamos que es útil en nuestra vida, etc. Querría hacer un paréntesis y añadir que este método de venta online a través de registros que las páginas wed nos hacen en todo momento es algo genial por parte de los comerciantes pero para nuestro bolsillo a veces no tanto. Bastantes cosas compramos sin necesitarlas e incluyendome yo también he comprado cosas online por las recomendaciones. Me parece un gran libro y esta nueva opción de poder opinar online, buen trabajo.
              Posted May, 06 2017
              • Juan Carlos
                Sinceramente es increíble la forma en la cual nos hacen comprar cosas que bastantes veces no sabemos que queremos y lo compramos por placer ya sea por lo bonito que nos parece, que creamos que es útil en nuestra vida, etc. Querría hacer un paréntesis y añadir que este método de venta online a través de registros que las páginas wed nos hacen en todo momento es algo genial por parte de los comerciantes pero para nuestro bolsillo a veces no tanto. Bastantes cosas compramos sin necesitarlas e incluyendome yo también he comprado cosas online por las recomendaciones. Me parece un gran libro y esta nueva opción de poder opinar online, buen trabajo.
                Posted May, 06 2017

              Post a Response

              Post Comment ›

              Highlighter

              Close BubbleCollapse Bubble

              Highlighted text

              Al cabo de unos cuantos clics y visitas, la exactitud del sistema puede ser mejor que la que tendría nuestro amigo el librero de la esquina que nos conoce desde que llevamos pantalón corto, y ni siquiera ha necesitado saber nuestro nombre o que adquiriésemos producto alguno
              • Juan Carlos
                Sinceramente es increíble la forma en la cual nos hacen comprar cosas que bastantes veces no sabemos que queremos y lo compramos por placer ya sea por lo bonito que nos parece, que creamos que es útil en nuestra vida, etc. Querría hacer un paréntesis y añadir que este método de venta online a través de registros que las páginas wed nos hacen en todo momento es algo genial por parte de los comerciantes pero para nuestro bolsillo a veces no tanto. Bastantes cosas compramos sin necesitarlas e incluyendome yo también he comprado cosas online por las recomendaciones. Me parece un gran libro y esta nueva opción de poder opinar online, buen trabajo.
                Posted May, 06 2017

              Post a Response

              Post Comment ›

              Highlighter

              Close Bubble
              Sort by Newest Oldest Likes
              Your comment is in moderation.

                Post a Response

                Post Comment ›

                Highlighter

                Close BubbleCollapse Bubble

                Highlighted text

                Al cabo de unos cuantos clics y visitas, la exactitud del sistema puede ser mejor que la que tendría nuestro amigo el librero de la esquina que nos conoce desde que llevamos pantalón corto, y ni siquiera ha necesitado saber nuestro nombre o que adquiriésemos producto alguno

                  Post a Response

                  Post Comment ›

                  Highlighter

                  Close Bubble
                  Sort by Newest Oldest Likes
                  Juan Carlos
                  Me gustaría añadir que se debe a que en el momento no había otras plataformas que permitiesen esto, pero ahora con flooxer, twitch y alguna más ya YouTube no es tan prescindible si no que ya tiene su fama online y es la más utilizada.
                  Posted May, 06 2017
                  • Juan Carlos
                    Me gustaría añadir que se debe a que en el momento no había otras plataformas que permitiesen esto, pero ahora con flooxer, twitch y alguna más ya YouTube no es tan prescindible si no que ya tiene su fama online y es la más utilizada.
                    Posted May, 06 2017

                  Post a Response

                  Post Comment ›

                  Highlighter

                  Close BubbleCollapse Bubble

                  Highlighted text

                  El éxito de YouTube resulta sumamente significativo:
                  • Juan Carlos
                    Me gustaría añadir que se debe a que en el momento no había otras plataformas que permitiesen esto, pero ahora con flooxer, twitch y alguna más ya YouTube no es tan prescindible si no que ya tiene su fama online y es la más utilizada.
                    Posted May, 06 2017

                  Post a Response

                  Post Comment ›

                  Highlighter

                  Close Bubble
                  Sort by Newest Oldest Likes
                  Your comment is in moderation.

                    Post a Response

                    Post Comment ›

                    Highlighter

                    Close BubbleCollapse Bubble

                    Highlighted text

                    El éxito de YouTube resulta sumamente significativo:

                      Post a Response

                      Post Comment ›

                      Highlighter

                      Close Bubble

                      Post Comment ›

                      what is Highlighter?

                      highlighter.com

                      Annotype allows you to highlight any text or image on this page, then leave an annotation right there for everyone to see! It's just like leaving a comment.

                      Watch the video below to see it in action!

                      What is Highlighter?

                      Highlight. Comment. Share. It really is that simple!